El observatorio solar STEREO ha constatado una eyección solar que viaja hacia la Tierra a 600 kilómetros por segundo y podría causar una borrasca geomagnética, según reseña la NASA.

El Observatorio de vigilancia Geológico (STEREO), que envió la NASA en 2006 para estudiar cómo atañe el derrame de energía y la sustancia solar a la Tierra, y el Observatorio Heliosférico y Solar (SOHO), detectaron la erupción el día 23 de enero.

Este fenómeno puede enviar partículas solares y lograr la Tierra hasta tres días a continuación provocando una borrasca geomagnética que puede alterar a las tramas eléctricas y los programas de telecomunicaciones.

La NASA ilustró que en el pasado otras eyecciones solares con esta rapidez no han provocado tormentas geomagnéticas vitales, bien que sí que han dejado su estela con auroras externas en los polos.

En esta ocasión, según la Garlito, parece algo racional que la tempestad afecte a los programas eléctricos en la Tierra o cause interferencias en los GPS o en los satélites de comunicaciones.

No obstante, aconseja estar pendiente de la información del centro de meteorología cósmico de la Administración Patrio de Océanos y Clima (NOAA) de EEUU.
Transferencia de energía

El periscopio de la NASA High Resolution Coronal Imager (Hi-C), lanzado en una orbita suborbital en 2012 para estudiar la elevación del sol, su parte más caliente, acaba de revelar cómo el sol amontona y suelta masa.