Si quieres solicitar un préstamo personal es bueno que tengas en cuenta algunas consideraciones antes de firmar ningún contrato. Te ayudamos con algunos consejos.

Geld vom Monitor rausnehmen

1.Gasta siempre menos de lo que ganes. Si eres ahorrador, puedes tener un pequeño fondo en el banco para gastos imprevistos. Siempre es mejor tener unos ahorros que pedir préstamos que además de pesar como una loza te salen más caros por los  intereses que tienes que pagar. En cualquier caso no tengas gastos que te superen el 40% del total de tus ingresos mensuales.

2.Piensa bien para que vas a utilizar el préstamo. Si realmente no necesitas el préstamo no lo pidas y si te hace falta, pide lo justo. Piensa bien si luego podrás hacer frente al pago mensual junto al resto de facturas que tienes. De lo que finalmente se trata es de que no te veas apurado.

3.No le debas nunca nada a nadie para tener un buen historial. Las entidades financieras tienen los ficheros con las listas de morosos. El haber estado en alguna de ellas generará poca confianza en ellos a la hora de concederte un préstamo.

4.No abuses de tu aval. El aval es una garantía frente al prestamista, pero no permitas nunca que este tenga que hacer frente a tus pagos.

5.Compara préstamos. cada entidad financiera tiene sus condiciones. Rastrea por ejemplo a través de Internet y encuentra el préstamo que mejor se adapte a tus necesidades.

6.Pregunta si tienes ventajas adicionales por domiciliar la nómina, la pensión etc. en la entidad financiera donde tienes pensado pedir tu préstamo.

7.Busca asesoramiento personal. Hay muchas entidades financieras que tienen en sus webs foros gratuitos para que puedas consultar todo lo que quieras.

Por último confía siempre en entidades que sean conocidas y están reconocidas en el sector. Ten cuidado en este terreno.