La burocracia es algo que nos echa a todos para atrás… vamos que cuando tenemos que hacer trámites para cualquier cosa nos ponemos a temblar.

dinero-muy-rapido

Con la revolución que ha supuesto Internet, ayuntamientos y todo tipo de organismos públicos se han puesto las pilas para facilitarnos y facilitarles a ellos también el trabajo. Por eso queda ya muy antiguo el ir al edificio en cuestión a recoger la documentación necesaria sin mirar primero si la web del sitio en cuestión te la ofrece vía online.

Cuando vayas a tramitar algo no dudes primero en consultar la web; evidentemente no todo se puede hacer a través de ella, pero si hay un montón de cosas que puedes y muy fácilmente; pedir cita para el médico de cabecera, inscripciones a cursos y conferencia, compra de entradas para eventos y hasta créditos, sí como lo oyes, puedes pedir créditos sin papeleos y sin idas y venidas a la entidad financiera, sin esperar turno… y muy fácilmente.

Por eso si eres de esas personas aún reticentes empieza a utilizar Internet; pregúntale a tus hijos qué páginas frecuentan ellos para hacer sus compras, para pedir pequeños préstamos o como utilizan la banca online. Cuando estés más seguro verás que lo tenías que haber hecho mucho antes.

¿Qué precauciones debes tener en cuenta para utilizar Internet?

1.Nunca contestes a emails de bancos. Los bancos nunca mandan emails. Si no lo tienes claro pregunta al banco, verás como la información relevante te la mandan siempre a través de correo ordinario.

2.Compre sólo en tiendas conocidas a nivel nacional e internacional. Nunca tendrá problemas con ellas.

3.Nunca mandes emails con tus datos bancarios.

4.Hazte una cuenta de paypal. Es super cómoda, se hace en tan sólo unos minutos y puedes ingresar el dinero que quieras para hacer tus compras. Utiliza también la posibilidad de pagar contrareembolso en las páginas que te de la opción.