patron-maroje-vukelicCualquier persona que desee obtener una licencia de navegación debe tener los conocimientos adecuados tanto teóricos como prácticos, en España son diversos los títulos que pueden obtenerse como marineros de embarcaciones deportivas, desde un patrón de navegación básica hasta capitán de yate, para los cuales es necesario cumplir con prácticas de navegación indispensables. En ese sentido son 3 factores los que intervienen tanto en los exámenes teóricos como en la travesía real.

1.- Seguridad a bordo

Desde el 2003 todas las embarcaciones de recreo que están matriculadas, tienen la obligación de tener todos los dispositivos de seguridad fijados en la normativa de Orden FOM/1144/2003 de 28 de abril, la cual incluye elementos de salvamento, contra incendios, de navegación y prevención de vertidos según su zona de navegación.

Es importante reconocer la zona de navegación para cumplir con las normas de seguridad establecidas, contar con balsas salvavidas para aquellas embarcaciones que viajen más de 12 millas de la costa y contemplar el sistema de retención de las aguas sucias a bordo.

2.- Nudos de náutica

Ningún marinero puede decir que lo es hasta que tiene bien claro para qué se utiliza cada nudo. Cada embarcación maneja diferentes nudos dependiendo de su estilo de navegación pero pueden destacarse 4 de ellos:

1.- As de guía: es el más fuerte y seguro, soporta altas tensiones y se utiliza para amarrar un noray, poste de soporte o para atar las drizas y escotas a las velas.

2.- Nudo de ocho: muy utilizado a bordo se utiliza para evitar que un cabo se escape por las poleas.

3.- Ballestrinque: fácil y rápido de hacer se usa para fijar las defensas de la nave.

4.- Nudo llano: utilizado para atar dos cabos del mismo tamaño o bien juntar ambas puntas del mismo cabo.

3.- Orientación marítima

En la mar hay diversas formas de orientarse, la ubicación es fundamental a la hora de fijar rumbos y conocer la posición exacta de la embarcación, lo ideal es contar con un GPS, pero en caso de averías, todo responsable de la nave debe saber utilizar la brújula, interpretar mapas y sus escalas, conocer el sistema de coordenadas e incluso localizar los puntos cardinales con la ayuda de las estrellas como referencia.

Cuando tomamos la decisión de practicarnos un trasplante capilar Madrid, hay que tener en cuenta en primer lugar que se trata de una operación, y como toda intervención quirúrgica es importante hacer los preparativo previos para evitar cualquier tipo de riesgo durante el proceso, tales como exámenes de sangre, examen de alergias a componentes, y estado de salud en general, son procedimientos básicos que hacen de la práctica un buen resultado.

Sin embargo, otro de los factores que se deben considerar es ¿a qué tipo de técnica nos vamos a someter?, todo dependerá, por supuesto, de la decisión del médico especialista, pero cuando tengas alternativas de elección podrás elegir entre los procedimientos progresistas de la técnica FUE o la tradicional técnica de tira.

Tipo de intervención ante un transplante capilar Madrid

1.- Tira: es una intervención quirúrgica, en donde se extrae una tira de piel del cuero cabelludo, de ahí que proviene su nombre.

2.- FUE: consiste en la extracción individual de los folículos capilares de la parte donante del paciente.

Riesgos presentes en la intervención

1.- Tira: se pueden generar algunos daños nerviosos, al momento de hacer el corte se hace también en nervios y vasos sanguíneos, por tanto que se puede producir una pérdida de sensibilidad que en la mayoría de los casos es recuperable.

2.- FUE: no hay riesgos reales durante la intervención ni efectos posteriores, es una técnica tolerable para el paciente y apenas invasiva.

trasplante capilar Madrid¿Cómo se seleccionan las unidades foliculares?

1.- Tira: se separan las unidades dependiendo del paciente y de la zona extraída, pudiendo obtener de uno a tres cabellos por retirada.

2.- FUE: se utilizan las unidades que se requieran de acuerdo a la zona que se va a repoblar, aplicando entre uno y dos cabellos en la zona frontal y de tres a cuatro en la coronilla.

Recuperación y cicatrización

1.- Tira: depende del paciente la cicatrización puede durar entre 20 o 30 días, tiempo durante el cual no se puede hacer deporte y tener mucho cuidado con movimientos bruscos de cabeza.

2.- FUE: la cicatrización se da en las primeras 72 horas de descanso, pero los días de recuperación se extienden entre 7 y 10 días después de los cuales el paciente puede llevar una vida normal y activa.